OUYA: Una videoconsola de sobremesa Open Source

¿Y si construimos entre todos una consola que no llegue a los 100 euros, con un sistema operativo abierto a los desarrolladores de todo el mundo? ¿Y si esa consola viene provista de todas las especificaciones necesarias de cualquier otra en el mercado? Incluso cabe la posibilidad de “tunearla”, de “abrirla”, de hackearla libremente y a nuestro antojo sin necesidad de terceros o pérdidas de garantía. Una consola donde los juegos sean parte de todos, financiando y construyendo un mercado más barato, “Free To Play” basado en suscripciones o micropagos. Esa consola tiene desde hace unos dias un nombre propio: Ouya, la consola que ha batido el récord del millón de dólares en Kickstarter en menos de un día.

Los creadores de Ouya se definen como unos “verdaderos amantes de los videojuegos” y harán uso del sistema operativo Android para aprovechar todo el software disponible y sobretodo la gran comunidad y conocimiento existente, una apuesta fuerte y segura que ya está dando sus primeros frutos.

La consola tendrá un procesador Tegra 3 de Nvidia, 1GB de Ram, 8GB de almacenamiento interno, conexión HDMI para televisores, Wifi, Bluetooth LE 4.0, controles inalámbricos y el sistema operativo Android 4.0., realmente muy buenas especificaciones, salvando el aspecto del almacenamiento que parece escaso, pero solucionable usando un disco USB.

Con la idea desarrollada, la consola de los 99 dólares se presentó en Kickstarter. Se necesitaban 950.000 dólares para que el proyecto saliera adelante en 30 días. Bien, en menos de 24 horas batió récord sobrepasando la barrera del millón de dólares, en dos días el proyecto lleva recaudado más de dos millones de dólares y aún faltan 29 días.

Con estos números, solamente dos días después de que el proyecto comenzara a “financiarse”, nos preguntamos si estamos ante el primer cambio radical en la industria del videojuego en décadas. Parece que el éxito lo tiene más que asegurado y plataformas y compañías que llevan en el mercado tantos años se preguntarán hasta donde llegara la aventura de Ouya.

Además, cuenta con un punto fuerte muy importante: es completamente abierta. Cualquiera puede crear sus propios accesorios y conectarlos vía USB o Bluetooth y no se pone ningún tipo de limitación de software. Lo mejor es que no pondrán excusas para evitar reclamos con la garantía, e incluso están dispuestos a proporcionar el diseño del hardware a cualquiera que se lo pida.

La posibilidad de tener una consola sin restricciones en su funcionalidad es algo que los consumidores de videojuegos llevan pidiendo hace mucho tiempo. Esperamos que muchos de ellos vean sus deseos colmados con esta genial iniciativa y sirva para enseñar a las grandes compañías de videojuegos que las reglas del juego están cambiando.

Con la pre-venta ya agotada, la figura de “grandes” como Adam Saltsman, Jenova Chen o Brian Fargo apoyando el proyecto, y a falta de que comiencen a ver la luz los primeros equipos en los hogares (prevista para marzo del 2013), el mercado de los videojuego y su industria podrían haber comenzado el 9 de julio una nueva forma, distinta, de entender el ocio electrónico.

Fuente Usemos Linux y Alt1040

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s